lunes, 9 de mayo de 2011

Asonancia del Tiempo, "El Rasguño en la Piedra", Waldo leyva


Asonancia del tiempo

Si ya no estoy cuando resulte todo,
cuando el tiempo en que vivo ya no exista,
cuando otros se pregunten si la vida
es el triunfo del hombre, o es tan solo

un perenne comienzo, un grito sordo,
un rasguño en la piedra, la porfía
inútil del abismo, pues la cima
puede llamarse altura porque hay fondo.

Cuando todo resulte sólo quiero
que alguien recuerde que al fuego puse
mi corazón, el único que tuve,

que yo también fui un hombre de mi tiempo,
que dudé, que confié, que tuve miedo,
y defendí mi sueño como pude.
Asonancia del tiempo, El rasguño en la piedra.

Waldo Leyva




Waldo Leyva, (Villa Clara, Cuba, 1943). Poeta, narrador y periodista. Además de su amplia obra poética, también ha publicado varios ensayos sobre poesía en Cuba e Iberoamérica en libros y revistas especializadas. Forma parte de diversas antologías de poesía cubana e hispanoamericana. Sus poemas han sido traducidos al inglés, alemán, francés, ruso, portugués, italiano, rumano, húngaro, serbocroata, polaco, búlgaro, árabe y otras lenguas. Antes del triunfo de la Revolución era obrero agrícola. Después de 1959 fue instructor de teatro y asesor de historia. Ocupó la dirección de literatura del Consejo Provincial de Cultura de Oriente. Estudió la Licenciatura en Lengua y Literatura Española y Latinoamericana en la Universidad de Oriente. Participó en el Congreso Cultural de La Habana (1968) y en la conferencia internacional sobre prensa estudiantil celebrada en Sofía, Bulgaria, en 1971. Fue director de la revista Columna (Santiago de Cuba) y miembro del consejo de redacción de El Caimán Barbudo. Además de en las publicaciones anteriores, ha colaborado en La Gaceta de Cuba, Santiago y en la revista chilena Hacia. Obtuvo el premio de poesía en el Concurso Uvero 1974 con su libro De la ciudad y sus héroes. Actualmente dirige el Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado y es Presidente de la Asociación Iberoamericana de la Décima.

Es uno de los poetas más brillantes e influyentes de la generación de artistas cubanos cuya biografía y obra han trascurrido de manera casi paralela a la historia del país caribeño. De marcado tono conversacional, su poesía constituye un constante diálogo con el tiempo que salta por encima de las trampas de la verdad para instalarse en la incertidumbre de lo verdadero.

Waldo es un cultivador de palabras, un amante del verso y un caminante que abre camino con cada uno de ellos. Cada verso es un pulso vital de vida, y un latido, un trayecto recorrido con todos sus matices, carencias, dificultades, logros, pasiones, suspiros y sueños -aunque él sólo sueña cuando "no sea un sueño quien levante la espada"-, y a la vez una invitación a continuar ese arriesgado, incesante e intenso paseo por la vida, sin reserva, porque sin reserva se entrega a ella como se entrega a la poesía. Y es que aunque su vida no es poesía, la poesía sí es su vida.

Asonancia del tiempo 2009
Los signos del comienzo 2009
Remoto adagio 2008
Breve antología del tiempo 2008
De la máscara y la voz 2006
Agradezco la noche 2006
Ocultas claves para la memoria 2005
Otro día del mundo 2004
La distancia y el tiempo 2003
El dardo y la manzana 2000
Memoria del porvenir 1997
El rasguño en la piedra 1995
Diálogo de uno 1990
El polvo de los caminos 1984
Con mucha piel de gente 1983
Desde el este de Angola 1976
De la ciudad y los héroes 1974

Waldo es además, una huella imborrable, un espacio y un tiempo, y una distancia demasiado grandes, pero un instante eterno en el que siempre es Abril y Poesía.
Un beso Poeta !!
Cuando vuelva la noche irremediable/ hablaré con mi rostro en el dibujo y será su silencio más locuaz/ que todo lo que he escrito. Si me es dable/ llegar al porvenir que me sedujo/ convertiré en tangible lo fugaz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario