sábado, 7 de mayo de 2011

Siempre Abril

Siempre Abril

Crucé Abril hasta encontrarte
al otro lado del mundo,
detuve el tiempo un segundo,
fundé tu rostro al tocarte.
Luna y estrellas para amarte
y al oído te cantaba,
desde siempre te esperaba.
Sobre tu pecho tendida,
desnuda al alba y dormida,
"te quiero", te susurraba.

© Mª Ángeles Sánchez Román, Mayo 2007

Ni todos los días son 11, ni todos los meses Abril. Cuando la pupila queda marcada por el gesto, y la piel queda tatuada por el abrazo, da igual los años, el tiempo se vuelve inmune al tiempo y todos los días son 11 y todos los meses Abril. La pupila y la piel guardan en su memoria ese instante, para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario