miércoles, 11 de mayo de 2011

Desde la otra orilla


Amanecimos antes que el día,
y empecé a mirarte desde lejos,
"desde la otra orilla,
donde el sol es ausencia todavía".
Recorrimos el mundo para encontrarnos.

Aparecí
y sin querer
te busqué hasta encontrarte
en cada rincón del mundo
en un tiempo a contratiempo
a una distancia infinita,
insalvable,
en un sueño imposible.
Y desapareciste
queriéndome
para huir hasta perderme.


Me sueñas desde tu isla,
y soy:  tu obsesión,
           tu ausencia
           y tu renuncia.

© Mª Ángeles Sánchez Román, Mayo 2007

No hay comentarios:

Publicar un comentario