miércoles, 11 de mayo de 2011

Tus ojos


Dibujas mi rostro,
perdido en el mundo,
y te encuentro en mis ojos susurrándome:
                                       En el centro una gota marrón
                                       Rodeándola un dulce color miel que Dios quisiera
                                       Alrededor un verde claro
                                    Y un aro violeta que todos los Noviembres lo soñaran
                                    Después un blanco transparente
                                    Y lo que cualquier color es incapaz de decir:
                                    ¡Una mujer saliéndose por ellos!.

Waldo Leyva, Aguadulce, Abril 95.

No hay comentarios:

Publicar un comentario