lunes, 9 de mayo de 2011

Vuelo Kamikace

Te abrí en canal para lanzarme a tu vacío,
sin temer llegar al fondo,
y así poder tocarte,
"desblindar" tu corazón,
besar tu alma
y tu hastío,
abrazar a un hombre nuevo,
y así poder rescatarte.

Sentada en tu pecho firme, cálido y sombrío
resguardándome del mundo,
para conquistarte segundo a segundo,
como gotas de rocío,
recorriendo tu piel,
palmo a palmo,
poro a poro para amarte.

Levanto el vuelo desde tu pecho,
y toco el cielo,
y te invento de nuevo,
libre,
y en otro sueño,
amo de ti y de mi,
y esclavo de tanto recelo.

Regreso a tu pecho para nacer,
me revelo,
desde tu fondo,
que toqué,
besé y ya es mi dueño,
hasta tu más recóndito temblor
y tu anhelo.


© Mª Ángeles Sánchez Román, mayo 2007


Mi deseo a ti debido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario